top of page

Conociendo los olivos de Cuna de Tierra

¿Alguna vez te has detenido a contemplar las grandes tablas de olivos que tenemos en Cuna de Tierra?

Son ellos los responsables de tan exquisito aceite de oliva natural que tanto gusta a los visitantes, y hoy dedicaremos este artículo a ellos para conocerlos un poco más y la gran importancia que tienen para nuestro viñedo.


Nuestros olivos se plantaron hace 12 años, dan fruto una vez al año en otoño y han sido plantados en dos tablas. Una de 3 y otra de 2 hectáreas. Podemos encontrar distintas variedades de olivos como Mission, Manzanilla, Coratina, Arbosana, Koroneiki y Arbequina y Picual.Contamos con aproximadamente 2000 árboles que son regados por goteo.

Cultivar olivas en esta región en particular ha sido todo un reto, y varía año con año. La curva de aprendizaje ha sido intensa y vamos perfeccionando la técnica poco a poco. Un punto importante para el cuidado de los olivos es la biodiversidad. Es por eso que en nuestra bodega procuramos generarla con plantas de diversas especies de árboles.


La vida de un Olivo es enorme y puede vivir más de 2000 años, además de ser capaz de soportar condiciones muy adversas: frío, nevadas, calor, sequías etc. y aún así dar frutos.


¿Cómo realizamos el aceite de oliva?


En Cuna de Tierra producimos nuestro propio aceite con la ayuda de una prensa italiana muy especializada que lo hace en frío y separa el aceite mediante un decantador centrífugo.


Hay variedades de olivas que tienen más estructura, como pasa con una uva Merlot o una Cabernet Sauvignon. Esto les da mayor o menor longevidad como al vino. Por eso en nuestro aceite hacemos ensambles que nos den mayor vida y una calidad de degustación más sofisticada.

Nuestras variedades más estructuradas son la Coratina y la Mission o la Picual y las más ligeras y con sabor más suave pero más frutales son Arbequina o Manzanilla.


La mejor época del año para degustarlo es en octubre y noviembre, ya que en este periodo, su acidez es mayor, así como sus notas verdes que a mucha gente le encanta. Se sugiere consumir el aceite dentro del año de cosecha, ya que como muchos aceites, se puede volver rancios con el tiempo. Por esto nos gusta decir a nuestros visitantes que el buen vino es para guardar y el buen aceite para consumirlo rápido.


Como dato curioso, un aceite de oliva en ningún caso debe tener sabor ácido, rancio, terroso o enmohecido, si lo tiene es un problema que afecta a la calidad del producto final.


Aceites vírgenes y aceites refinados. ¿Cuál es su diferencia?


Los aceites vírgenes se pueden degustar directamente sin ningún problema, mientras que los refinados tienen que pasar por un proceso que implica calor y por lo tanto la pérdida de sus micro nutrientes antes de poder degustarlos.

En nuestra bodega hacemos aceite de oliva virgen para cuidar la calidad del mismo.A continuación te contamos sobre las grandes diferencias y beneficios de este tipo de aceite contra uno refinado.


Los aceites de oliva vírgenes cuentan con 3 características muy positivas que podemos percibir con nuestros sentidos y solo están presentes en los aceites vírgenes:


Frutado: es la cualidad por la que el aceite nos recuerda al fruto. Se aprecia normalmente por el olor y también al degustar el aceite. Lo ideal es que el aceite tenga los aromas y sabor de las aceitunas de las que se ha extraído, aunque no siempre es así, muchos aceites tienen aromas de manzana, tomate, plátano, higos, almendras, alcachofas, etc. Este carácter se suele llamar “afrutado” en el caso de cualquier otro ingrediente culinario.

Amargo: es la cualidad que se detecta en boca en los laterales de la lengua. La aceituna como fruto en crudo es amargo tanto verde como negro. Por lo tanto el amargo en el aceite es fiel reflejo de su fruto y es considerado un atributo positivo.


Picante: es la cualidad mordiente y persistente del aceite que se detecta en la parte posterior de la boca y la garganta. Un aceite equilibrado es aquel que tiene el similar nivel de intensidad entre los tres carateres descritos o al menos entre amargo y picante.


Y tú ¿ya probaste nuestro aceite de oliva virgen?





40 visualizaciones0 comentarios